Humor en la Red: CITAS DE GROUCHO MARX

Publicado el 1 febrero 2011 por Federico Michell Zavala

Groucho MarxJulius Henry “Groucho” Marx (2 de octubre de 1890 – 19 de agosto de 1977) actor, comediante y escritor estadounidense, también conocido por ser miembro de la familia de cómicos “Hermanos Marx”.

Acerca de la inteligencia y el conocimiento

No reírse de nada es de tontos, reírse de todo es de estúpidos.

Él puede parecer un idiota y actuar como un idiota, pero no se deje usted engañar, es realmente un idiota.

Claro que lo entiendo. Incluso un niño de cinco años podría entenderlo ¡Qué me traigan un niño de cinco años!

Acerca de las relaciones sociales

Bebo para hacer interesantes a las demás personas (Grucho no solía beber).

Disculpen si les llamo caballeros, pero es que todavía no los conozco bien (Al comenzar un discurso).

Es usted la mujer más bella que he visto en mi vida… lo cual no dice mucho en mi favor (En la película “El Conflicto de los Marx”).

La próxima vez que lo vea, recuérdeme no saludarlo.

Nunca olvido una cara, pero en su caso, estaré encantado de hacer una excepción.

No puedo decir que no estoy en desacuerdo contigo.

Si sigues cumpliendo años, acabarás muriéndote. Besos, Groucho (Felicitación enviada a un amigo).

O usted se ha muerto o mi reloj se ha parado.

Desde el momento en que cogí su libro me caí al suelo rodando de risa. Algún día espero leerlo.

He pasado la mejor noche de mi vida, pero no ha sido ésta.

He disfrutado mucho con esta obra de teatro, especialmente en el descanso.

¿Pagar la cuenta? ¡Qué costumbre tan absurda! (En la película “El Hotel de los Líos”).

Hoy no tengo tiempo para almorzar. Tráigame directamente la cuenta (Al camarero de un restaurante).

Oiga mozo, ¿y no sería más fácil que en lugar de intentar meter mi baúl en el camarote, metiera mi camarote dentro del baúl?

¿Servicio de habitaciones? Mándenme una habitación más grande.

En las fiestas no te sientes jamás; puede sentarse a tu lado alguien que no te guste.

Jamás aceptaría pertenecer a un club que me admitiera como socio (Respuesta a un club que, habiéndose negado a admitirlo al no reconocerlo bajo su nombre legítimo, trató de rectificar al conocer su verdadera identidad).

Acerca del éxito, la riqueza y la felicidad

El secreto del éxito se encuentra en la sinceridad y la honestidad. Si eres capaz de simular eso, lo tienes hecho.

Hay muchas cosas en la vida más importantes que el dinero ¡Pero cuestan tanto!

Sólo lo barato no resulta caro.

La humanidad, partiendo de la nada y con su solo esfuerzo, ha llegado a alcanzar las más altas cuotas de miseria.

Hijo mío, la felicidad está hecha de pequeñas cosas: Un pequeño yate, una pequeña mansión, una pequeña fortuna…

Acerca de la política

La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados.

Inteligencia militar son dos términos contrapuestos (En la película “Un Día en las Carreras”).

La justicia militar es a la justicia lo que la música militar es a la música.

Acerca de la cultura y el arte

Fuera del perro, el libro es el mejor amigo del hombre. Dentro del perro, quizás esté muy oscuro para leer.

Encuentro la televisión muy educativa. Cada vez que alguien la enciende, me retiro a otra habitación y leo un libro.

Nunca voy a ver películas donde el pecho del héroe es mayor que el de la heroína.

Acerca del amor, la sexualidad, el matrimonio y la infidelidad

El verdadero amor sólo se presenta una vez en la vida… y luego ya no hay quien se lo quite de encima (En la película “Servicio de Hotel”).

Lo malo del amor es que muchos lo confunden con la gastritis y, cuando se han curado de la indisposición, se encuentran con que se han casado.

Dices que conociste a John en un ascensor, y mi pregunta es: ¿subía o bajaba? Esto es muy importante porque, cuando bajamos en un ascensor, siempre tenemos una sensación de vacío en el estómago que a veces puede confundirse con amor. En cambio, si subía, se trata de un caso claro de flechazo a primera vista, y también demuestra que John es un joven en periodo de ascenso (En una carta a su hija Miriam).

Señorita… envíele un ramo de rosas rojas y escriba “Te quiero” al dorso de la cuenta

Una cita a ciegas puede convertirse en un cerdo con sombrero y un bolso de mujer.

¿No es usted la señorita Smith, hija del banquero multimillonario Smith? ¿No? Perdone, por un momento pensé que me había enamorado de usted.

¿Quiere usted casarse conmigo? ¿Es usted rica? Conteste primero a la segunda pregunta.

¿Por qué dicen amor cuando quieren decir sexo?

No piense mal de mí, señorita. Mi interés por usted es puramente sexual.

Oh! Nunca podré olvidar el día que me casé con aquella mujer… Me tiraron píldoras vitamínicas en vez de arroz.

Cásate conmigo y nunca más miraré a otro caballo.

Siempre me casó un juez. Debí haber exigido un jurado.

El matrimonio es una gran institución. Por supuesto, si te gusta vivir en una institución.

El matrimonio es la principal causa de divorcio.

Conozco a centenares de maridos que volverían felices al hogar si no hubiera una esposa que les esperara. Quiten a las esposas del matrimonio y no habrá ningún divorcio.

No es la política la que crea extraños compañeros de cama, sino el matrimonio.

¿Que por qué estaba yo con esa mujer? Porque me recuerda a ti. De hecho, me recuerda a ti más que tú.

Es una tontería mirar debajo de la cama. Si tu mujer tiene una visita, lo más probable es que la esconda en el armario. Conozco a un hombre que se encontró con tanta gente en el armario que tuvo que divorciarse únicamente para conseguir donde colgar la ropa.

Detrás de un gran hombre hay una gran mujer. Detrás de ella está su esposa.

Acerca de los valores, principios y creencias

Estos son mis principios. Si no le gustan, tengo otros.

Sólo hay una forma de saber si un hombre es honesto: preguntárselo. Si responde sí, ya sabemos que es un corrupto.

Pienso que todo el mundo debería creer en algo. Yo creo que voy a seguir bebiendo (Ya se dijo que Groucho no acostumbraba beber).

Creo en mí antes que en Dios, pero el problema es que me lleva ventaja porque hay un libro que habla de él y “Playboy” aún no quiere editar un desnudo mío…

Acerca de la edad, la vejez y la muerte

Debo confesar que nací a una edad muy temprana.

Soy tan viejo que recuerdo a Doris Day antes de que fuera virgen.

¿Por qué debería preocuparme por la posteridad? ¿Qué ha hecho la posteridad por mí?

Cuando muera quiero que me incineren y que el diez por ciento de mis cenizas sean vertidas sobre mi representante.

Perdonen que no me levante (Epitafio escrito por Grucho para la lápida de su tumba, nunca puesto por su familia).

¤

Tomado de “Batiburrillo.net”, el martes 7 de abril de 2009; de “El Refugio de la Playa”, el miércoles 6 de mayo de 2009; y, de “Wikiquote”, el jueves 7 de mayo de 2009.

Detalles de la entrada

Comentar

Su correo electrónico no será publicado.Los campos con * son obligatorios

*