Humor en la Red: QUÉ TAN CREYENTE ES USTED (TEST)

Publicado el 21 mayo 2011 por Federico Michell Zavala

Lo que sigue es un test que lo enfrenta a situaciones cotidianas con la intención de determinar qué tan creyente es usted. Cada situación muestra tres posibles reacciones suyas. Seleccione una opción por situación y vaya sumando el número (1, 2 o 3) que corresponde a cada opción seleccionada. Con la suma realizada, al final del texto encontrará el resultado que se ajusta a su perfil y nivel de creyente.

Situación 1

Usted recibe una notificación para ponerse al día con el pago de algún impuesto. Verificando todos los comprobantes de pago, usted encuentra que no debe nada, por lo que se dirige a la dependencia gubernamental que corresponde para aclarar la situación. La empleada que lo atiende le dice que comprende sus argumentos, pero que tiene que pagar. Usted le insiste en que tiene las evidencias de estar al día con el impuesto, sin embargo, ella le responde: “Lo siento, pero paga o le agrego una multa y paga el impuesto más la multa”

Opciones:

1. Manda al carajo a la empleada, da media vuelta y se va.

2. Intenta influir en el corazón de la empleada, por ejemplo, invitándola a tomar un café.

3. Acepta que la razón no puede explicarlo todo y paga la deuda tal como se la reclaman.

Situación 2

Usted tiene intenciones de comprar un automóvil usado. Encuentra un aviso clasificado de uno que puede ser interesante, ya que, pese a pedir un precio relativamente bajo, el aviso afirma que se trata de un automóvil en muy altas prestaciones y en excelentes condiciones. Al llamar por teléfono para concertar una cita y ver el vehículo personalmente, el vendedor se niega a mostrárselo argumentando que con evidencia es fácil creer y que el verdadero mérito consiste en tener fe, para terminar proponiéndole que le haga el pago en línea y confíe en la seguridad de que recibirá después el auto.

Opciones:

1. Corta la comunicación y sigue buscando otro automóvil.

2. Aparenta aceptar las condiciones de vendedor, pero va a ver el automóvil de incógnito para buscar alguna señal que alimente su fe.

3. Hace el pago vía Internet y, orgulloso por la fe demostrada, se queda esperando en casa que le envíen el fantástico automóvil.

Situación 3

Usted visita a su médico por un fuerte malestar estomacal. El médico lo revisa y le receta un Padrenuestro cada 8 horas durante 5 días y le dice que luego vuelva para ver la evolución.

Opciones:

1. Hace una denuncia en el Colegio Médico.

2. Busca una segunda opinión, pero, por las dudas, no deja de rezar el Padrenuestro.

3. Arma un templo en el baño para poder rezar sin ser interrumpido por necesidades biológicas.

Situación 4

Usted es hombre y mantiene una relación estable con una dama. Dado que ella da mucha importancia a su virginidad, deciden no tener relaciones sexuales hasta contraer matrimonio. Un día, antes de casarse, ella le anuncia que está esperando un hijo. Como usted inicialmente tiende a desconfiar, ella le explica que sigue siendo virgen, y que el embarazo es un milagro de Dios.

Opciones:

1. Se siente engañado y termina la relación con la dama.

2. Comprende que incorporará un nuevo elemento en su cabeza, pero aún no sabe si se trata de una aureola o un par de cuernos.

3. Agradece a Dios por el milagro.

Situación 5

Usted es docente de historia y decide tomar un examen escrito. Una de las preguntas dice: “Describa las causas de la Revolución Rusa”. Un alumno responde: “La causa es que Dios así lo dispuso”

Opciones:

1. Reprueba al alumno.

2. Repasa en sus libros de historia para ver si Dios es mencionado entre las causas de los grandes eventos.

3. Asume que el alumno no se detuvo en una causa secundaria, sino que se refirió a la causa incausada y, por tanto, la respuesta es correcta.

Resultados

5. Usted es un ateo sin posibilidad alguna de salvación. Descree de los milagros, de la causa incausada. Confía en la ciencia más que en la oración y pretende racionalizar todo debate. Usted ni debería intentar creer en Dios porque a Dios no le interesan personas como usted.

De 6 a 10. Usted resulta ser una persona bastante incrédula. Pretende molestas explicaciones para las cosas y eso suele dificultar su acceso a la creencia en Dios. De todas maneras, hay una luz de esperanza en su interior. Busque respuestas más simples y acepte explicaciones más reveladas y notará el cambio.

De 11 a 14. Usted está bien encaminado, pero la duda es su debilidad. Vuelva a hacer el test y trate de seleccionar todas las opciones 3.

15. Es usted un perfecto creyente. Como premio, le ofrezco un automóvil a un muy buen precio. Tiene muy altas prestaciones y se encuentra en excelentes condiciones. Contácteme y arreglamos como puede enviarme de inmediato el dinero vía Internet.

¤

Tomado de “Chistes Ateos Pedagógicos”, el viernes 24 de abril de 2009.

Detalles de la entrada

Comentar

Su correo electrónico no será publicado.Los campos con * son obligatorios

*