Obras del canto y la trova española y latinoamericana… MI ÁRBOL Y YO

Publicado el 12 enero 2011 por Federico Michell Zavala

Título

Mi árbol y yo.

Género

Canción.

Autoría

Lírica y música de Alberto Cortez (José Alberto García Gallo), músico, compositor y cantante argentino nacido el 11 de marzo de 1940 en Rancul, La Pampa, Argentina, cantautor de arraigado contenido poético cuyos temas muchas veces se refieren a hechos de la vida abordados con honda sensibilidad lírica.

En uno de sus escritos publicados en su sitio oficial en la Red, Alberto Cortez opina: “El llamado “cantautor” actual, heredero lejano del Mester de Juglaría y sus derivados tales como vates, copleros, payadores y, por supuesto, juglares, es un músico cuya pretensión mayor es la de conseguir la simbiosis ideal entre la poesía y la música, y además utilizar los valores de su voz para comunicar aquella noticia”.

Interpretación original

Alberto Cortez, canto.

Publicación original

Larga duración de 33 rpm “Distancia”, lado B, pista 2, Hispavox, España, 1970.

Letra

MI ÁRBOL Y YO

Mi madre y yo lo plantamos
en el límite del patio
donde termina la casa.
Fue mi padre quien lo trajo,
yo tenía cinco años
y él apenas una rama.

Al llegar la primavera,
abonamos bien la tierra
y lo cubrimos de agua.
Con trocitos de madera,
hicimos una barrera
para que no se dañara.

Mi árbol brotó,
mi infancia pasó,
y hoy bajo su sombra
que tanto creció,
tenemos recuerdos
mi árbol y yo.

Con el correr de los años,
con los pantalones largos,
me llegó la adolescencia.
Fue a la sombra de mi árbol,
una siesta de verano,
cuando perdí la inocencia.

Luego fue tiempo de estudio,
con regresos a menudo,
pero con plena conciencia
que iniciaba un largo viaje,
sólo de ida el pasaje,
y así me ganó la ausencia.

Mi árbol quedó
y el tiempo pasó,
y hoy bajo su sombra
que tanto creció,
tenemos recuerdos
mi árbol y yo.

Muchos años han pasado
y por fin he regresado
a mi terruño querido,
y en el límite del patio,
allí me estaba esperando,
como se espera a un amigo.

Parecía sonreírme,
como queriendo decirme:
“Mira, estoy lleno de nidos”,
ese árbol que plantamos
hace veintitantos años,
siendo yo apenas un niño.

Aquel que brotó,
y el tiempo pasó,
mitad de mi vida
con él se quedó.
Hoy bajo su sombra
que tanto creció,
tenemos recuerdos
mi árbol y yo.

[Texto transcrito directo del audio]

Audio video

En You Tube

El Crucero, Managua, Nicaragua, miércoles 12 de enero de 2011.

Detalles de la entrada

Comentar

Su correo electrónico no será publicado.Los campos con * son obligatorios

*